print Print

Prensa

2016 / Enero 19
El Santafesino

Pequeñas Semillas, Grandes Negocios



Shuaib Khan, Gerente Global de Tecnología y Tratamiento de Semillas de Nufarm aborda la importancia de su actividad durante una visita a la sede de esta compañía australiana en Buenos Aires.

El tratamiento de las semillas es una forma efectiva de combatir los impactos negativos de las enfermedades tanto en la siembra como en las etapas subsecuentes. El gran desafío es incrementar la productividad de alimentos a través de prácticas agrícolas seguras y sustentables de manera económicamente aceptable. El objetivo de Nufarm es brindar a los agricultores una tasa de germinación del 100% con un crecimiento saludable de la biomasa, como acción para mejorar la productividad del cultivo.


-En relación al tratamiento de semillas, ¿reconoce alguna tendencia a nivel mundial?

Sin dudas. Muchas personas hacen referencia a las tendencias como “pequeñas semillas, grandes negocios”. El tratamiento de semillas es una forma efectiva de combatir los impactos negativos de las enfermedades, insectos, nematodos y otras pestes al momento de la siembra y las etapas subsecuentes. Colaboramos con los agricultores para obtener cultivos de mejor calidad. Y, minimizamos los impactos que pueden tener en los humanos, animales y el medio ambiente. Las compañías agrícolas más importantes están detrás del negocio de las semillas ya que se trata de una gran plataforma para el crecimiento agrícola. La población aumenta y necesitamos producir más alimentos. Las presiones de las enfermedades y las pestes son cada vez más comunes debido a los cambios constantes en el medio ambiente, mientras que las tierras cultivables se reducen cada vez más debido al crecimiento de las urbanizaciones. El agua es un recurso cada vez más caro.

La industria agrícola se vuelve cada vez más regulada a nivel mundial. El desafío es incrementar la productividad de alimentos a través de prácticas agrícolas seguras y sustentables de manera económicamente aceptable.
De esta forma, invertimos en el futuro de las semillas, que es el punto inicial para cumplir con los desafíos que se presentan.

-¿Podría indicarnos tres aspectos acerca de la estrategia de tratamiento de Nufarm en el mundo y en Latinoamérica en particular?

Por supuesto, puedo abarcar algunos temas si me permite dividir la pregunta en dos categorías: filosofía y estrategia.

Me gusta comparar a la industria del tratamiento de semillas con el cuidado de un niño. Cuando tenemos a un recién nacido, lo primero que hacemos es protegerlo de enfermedades e infecciones mediante las vacunas correspondientes. Establecemos un ambiente seguro para el crecimiento de ese niño, con la nutrición adecuada, incluidas las vitaminas y los elementos esenciales. Esto le da a nuestro bebé las mejores oportunidades de sobrevivir, desarrollarse normalmente, y tener una vida exitosa. Las semillas no difieren mucho.

Protegemos a las semillas de las infecciones, enfermedades e insectos a través del uso efectivo de los agentes de control de enfermedades y plagas.
En muchos casos, las tratamos con micronutrientes y suplementos de crecimiento para que tengan mejores probabilidades de sobrevivir ante infecciones o enfermedades del suelo. Le brindamos a las semillas mejores posibilidades para germinar y ayudamos a establecer su raíz o los brotes.

Creo que podemos mejorar el índice de germinación de la semilla de una forma parecida a la que utilizamos para mejorar el índice de supervivencia de un niño en las últimas décadas, a través de vacunación efectiva, alimentos nutritivos y un ambiente seguro.
Nuestro objetivo es brindar a los agricultores una tasa de germinación del 100% con un crecimiento saludable de la biomasa, como acción para mejorar la productividad del cultivo.
En relación a la segunda parte de la pregunta, Nufarm se toma muy en serio el tratamiento de la semilla. Es uno de los segmentos de más rápido crecimiento dentro de la compañía y, si bien es relativamente nuevo para nosotros y aún somos tan solo un pequeño jugador en el mercado, contamos con una gran inversión y un plan de crecimiento para incrementar nuestra presencia dentro de la industria. Estamos extendiendo nuestro sector de Investigación y Desarrollo, mejoramos las capacidades y habilidades de producción en diferentes regiones para respaldar las crecientes necesidades de la empresa, aprendemos de nuestras contrapartes “las seis grandes compañías agrícolas”, y mantenemos nuestro enfoque en nuestros clientes.

No invertimos en descubrimientos moleculares. Nuestro portfolio se basa principalmente en ingredientes activos posteriores a la patente. Sin embargo, ofrecemos soluciones y un valor agregado a nuestros clientes.

Nuestra ambición es mantener una posición líder en el mercado del tratamiento de semillas post-patente y continuar brindando oportunidades y opciones a nuestros clientes, además de lo que nuestras contrapartes ya ofrecen a la industria.

-¿Cuáles son los cultivos en los que hacen hincapié?

Nuestros intereses varían y dependen de nuestra ubicación regional. En el marcado argentino, nuestros cultivos principales son la soja, el maíz, el trigo, el girasol y otros. Como mencioné antes, necesitamos alimentar al mundo y debemos trabajar con todos los cultivos principales a nivel global, aunque sabemos que es un segmento muy popular para competir en el mercado, en especial ante la presencia de las grandes empresas.

Nos involucramos con todos los cultivos principales alrededor del mundo para ofrecer mejor calidad de opción, además de aquello que ofrecen nuestros competidores.
Nufarm se enfoca de forma global en el girasol, la colza y el sorgo. Participamos de forma activa en varias iniciativas regionales sobre cereales, arroz, algodón y maní.

Nuestro objetivo es brindar un valor agregado a nuestros consumidores finales.

-¿Qué tipos de plagas y enfermedades abarca el tratamiento de semillas?

Cuando se coloca la semilla en el suelo, se hace bajo condiciones muy húmedas. Estas características son propensas a las infecciones fúngicas. Las semillas que se encuentran debajo del suelo también están expuestas a diversos insectos y nematodos. Es por esto que necesitamos proteger nuestras semillas, junto con el crecimiento de la raíz y el desarrollo de los brotes. Para esto se utiliza un conjunto de productos de contacto, sistémicos y protectores que permiten resguardar las semillas, el crecimiento de las raíces y el desarrollo de brotes. También se establece un sistema que permite hacer frente a un amplio espectro de enfermedades fúngicas e insectos.

-¿Cuáles son los próximos lanzamientos?

Somos una compañía post-patente y no nos encargamos de descubrir nuevas moléculas.
Nuestro modelo de negocio consiste en analizar las moléculas y desarrollar formulaciones de valor agregado en base a las necesidades específicas del mercado. Somos una pequeña empresa, con alrededor de un 2% de presencia, y la industria de las semillas está extremadamente regulada a nivel global, por lo que lleva un tiempo crear nuevos productos y ubicarlos en el mercado.

Nuestro objetivo principal para Argentina es ofrecer soluciones para los insectos, nematodos y hongos encontrados con mayor frecuencia. El año pasado dimos a conocer la formulación Imidacloprid (Nuprid FS 600 RED). Actualmente trabajamos en otras combinaciones de fungicidas para la aplicación en soja y maíz. Asimismo, nos enfocamos en algunos productos que ya comercializamos en otras regiones y que podrían tener un buen lugar en esta región. El portfolio de productos y el tiempo de comercialización están en permanente conversación con nuestros colegas comerciales. Lo que si puedo decir es que contamos con muchas opciones y nuestro nuevo conjunto de productos está creciendo, lo cual me genera ansiedad por lo que nos depara el futuro.

-¿Qué otras cuestiones considera de importancia?

Me atrevo a decir que Nufarm está totalmente comprometida con la industria del tratamiento de semillas.

Estamos desarrollando formulaciones sólidas con un estándar global en relación a la calidad y la coherencia del producto. Nufarm invierte una gran cantidad de dinero en las registraciones globales con el objetivo de que nuestros clientes puedan trasladar sus semillas a otras partes del mundo. Somos una compañía enfocada regionalmente y coordinada mundialmente. Estamos construyendo un nuevo centro de excelencia para el tratamiento de semillas en Chicago [EEUU], y buscamos mejorar nuestras capacidades globales para cumplir con las necesidades de nuestros clientes de forma más eficaz.

Durante los últimos 27 años he notado que la industria agroquímica se mueve lentamente hacia un área agrocéutica, en especial cuando se trata del ciclo de desarrollo de nuevos activos y la inversión que conlleva. La agroquímica es una industria cada vez más regulada, y las nuevas formulaciones hacen hincapié en la seguridad, el desempeño y si respetan el ambiente.

Trabajamos para mejorar el rendimiento de la cosecha y la calidad de los alimentos. Nuestros nuevos productos se basan en sistemas de agua en lugar de formulaciones con solventes. Nos esforzamos para lograr productos seguros y que tengan en consideración el ambiente; buscamos formas de reducir la toxicidad de las formulaciones a fin de ofrecer mejores resultados en relación a la seguridad ambiental y el monitoreo del nivel residual de nuestra cadena de alimentos.



www.elsantafesino.com/agro/2016/01/19/18220